Lo que me mata es el tiempo.

Sí es así.
No logro organizarme lo suficientemente bien como para hacer rodo lo que debería y lo que me gustaría hacer. ¡Qué embrollo!. Lo peor, es que lo se hace mucho tiempo atrás y aun así dejo pasar momentos, teniendo una fe ciega en que todo se encauzará, a mi favor, mágicamente reinará el orden, en mi caótica vida.
Pienso…esto me pasa porque los nenes son chiquitos en breve esto cambiará y será más fácil, aquello resultará más llevadero, porque “esto y lo otro” y no es así, el tiempo mejora las cuestiones, demasiado paulatinamete, se que soy yo la que debe tomar las riendas de la organización de todo lo que me acontece. Pero no le encuentro la vuelta.
Cuando me doy cuenta de esto, suelo amargarme.
Necesito un plan de acción…que se yo. Fui haciendo organigramas, cambié actividades, pero sólo logro aumentarlas y así estoy casi tooodo el día en permanente movimiento, llena de tareas cotidianas, convencida que las hago mejor, más rapidamente etc. Pero no. Debería delegar?. Por lo menos me lo estoy preguntando, creo que puede ser un avance.
Antes ni me lo planteaba era yo full time. Y así perjudiqué mi salud hasta el día presente, como no pensar que una lo puede casi todo. Sólo cuando el cuerpo empieza a no responder uno cae en la cuenta.
Help!

Contenta con encontrar.

Antiguos blogs, que leía con asiduidad en años anteriores.
Adoro algunos blog, otros menos, soy lectora fiel una vez que me engancho.
Hasta tuve la suerte de cruzarme con una redactora de uno de estos blog, sentí que había conocido una celebridad, casi ni pude presentarme por el shock, la conocí pq publicaba fotos, al contarle que “la leía” me sonrojé y me puse nerviosa por la situación, además tenía terror que dejara de escribir por sentir que era más pública que cualquier rock star.
Pero no fue así, y todo bien.